Artesanía española : No todo vale

Sé que esta es una entrada que, si no pasamos del título, puede herir susceptibilidades, pero también sé que, cuando termineis de leerlo, estareis más de acuerdo conmigo.

De un tiempo a esta parte han surgido muchas tiendas de artesanía, muchísimas. Yo soy amante de la artesanía, me encantan las prendas elaboradas a mano, el crochet, la calceta, coser…. Me apasiona realmente y siempre digo que la artesanía en España no está bien valorada.

Pero hay cierta barrera que se está empezando a rebasar y es el TODO VALE si lleva la etiqueta de ARTESANIA HECHA EN ESPAÑA, y no es así.

Recientemente han abierto una tienda de artesanía en el casco viejo de mi ciudad (Vigo), donde se promociona que todo lo que venden es artesanía hecha en España. Cual es mi sorpresa cuando hoy veo en la puerta un maniquí con un fular (mal) atado, y su correspondiente muñeco. Me llamó la atención, primero por la forma de estar anudado, si el muñeco fuera un niño, habría caído al suelo hacía un buen rato. Pero cuando me acerco y lo toco, me doy cuenta que la tela es 100% poliester, porque, básicamente, es tela de forro. Ni más ni menos.

Entro a preguntar si los hacen ellas mismas, y me dicen primero que sí, pero luego me dice la chica que no, que los hacen unos “colegas” de la otra punta del país. Le comento que yo distribuyo fulares de porteo hace años, y le ofrezco mi tarjeta, pero me pregunta si los hago yo aquí, y le digo que no, que los distribuyo, los traigo de India, y también de España, pero entonces, me corta, no me deja que le de mi tarjeta y me dice que “no, porque gracias a que tú traes de India, estás hundiendo el mercado nacional”. Sin querer entrar en discusiones económico-político-coyunturales, le comento que el fular tiene un precio estandar, cuando se lo digo entonces me dice que es caro para ser de India, claro, le contesto, es que a mí también me cuesta caro, es el precio que tiene un producto de calidad, elaborado en condiciones justas y en una fábrica donde se respetan de principio a fin ciertos criterios medioambientales que deberían tenerse en cuenta para ofrecer un producto destinado a bebés.

Entonces le pregunto de qué material están hechos sus fulares, porque desde luego, el de la puerta, no es, ni de lejos, algodón. Me contesta que de diversos materiales, a lo que le recomiendo que vigile los materiales en los que elaboran los fulares, sobre todo porque va destinado al uso de UN BEBÉ, directamente. Ahí la chica, que dudo que en su vida haya utilizado un fular, me “invitó” a marcharme de su tienda.

Un fular no es un producto al que la etiqueta ARTESANAL le dispense de respetar otros criterios que debe tener un fular, y el estar hecho de un tejido que resbala, que no es transpirable, y que puede hacer que se caiga el crío, no es para ofrecer en una tienda, sinceramente.

¿Le parece caro un fular 100% algodón, en el que se ha trabajado un año en prototipos para lograr una elasticidad perfecta, y que se elabora en condiciones sociales y medioambientales respetuosas y se vende a 69,90 euros? ¿Estoy hundiendo la economía del país porque está fabricado en India, y no en España? ¿Sabe esta chica que yo he pagado mis impuestos, mis aranceles en aduanas y he colaborado con 2 agencias de transporte que me los han traido y en las que trabaja gente que vive en España?

Sus fulares, aunque para mí no son mas que un trozo de tela de forro de poliester, pueden estar hechos en España, pero ¿es la tela española? ¿o la han comprado en China? Porque puestos a valorar la artesanía, ¿cual es la línea que separa lo moralmente justo de lo que no lo es?

Y, repito, sin ánimo de menospreciar a ninguna artesana del país, pero lo que no me gusta, es que se menosprecie la labor de quienes buscamos productos de calidad, ya sean de aquí o de fuera, y que estén fabricados en condiciones justas, porque no todo lo artesanal es “made in Spain”, y desde luego, ni todas las artesanas contribuyen al sostenimiento del país, ni yo colaboro a su hundimiento por traer productos de fuera. No todo es blanco ni negro.

Y por último, con los productos para bebés, debemos ser, ante todo, muy cautelosos, con los materiales, con la elaboración y con lo que estamos vendiendo, vuelvo a insistir: una etiqueta de ARTESANAL, no protege a nuestros bebés de accidentes por un fular que se resbala, o de una tela sintética que le va a dar alergia o le va a hacer sudar como un pollo cuando haga un poco de calor.

Acerca de bebesnaturales

Desde el año 2006 ofreciendote lo mejor en pañales de tela
Esta entrada fue publicada en Pañales de Tela. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Artesanía española : No todo vale

  1. Vera dijo:

    Hola!
    Totalmente de acuerdo y, con tu permiso, difundo y comparto. Esa chica probablemente ni ha usado un fular en su vida ni es madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 + 3 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>